¿Qué es la hiperhidrosis?

Cuando se habla de hiperhidrosis, se trata de una producción excesiva de sudor cuyo origen se encuentra en el funcionamiento inadecuado del sistema nervioso autónomo. Esta función del sistema nervioso consiste en recibir y procesar la información proveniente del medio interno para enviar instrucciones de respuesta a los músculos, glándulas y vasos sanguíneos, por lo que si se produce un exceso en la producción de señales, la respuesta será también desproporcionada.

¿Qué es la hiperhidrosis?

Existe la posibilidad de que, en algunos casos, sean las glándulas las que no respondan de manera adecuada a las señales del sistema nervioso, lo que causaría el mismo efecto patológico.

Esta patología es un trastorno que se localiza principalmente en las zonas del cuerpo que presentan mayor número de glándulas sudoríparas, como la cabeza, la espalda, el pecho, las axilas, las manos, el periné y los pies.

El ser humano y muchos otros animales emiten en determinadas condiciones una sustancia acuosa que recibe el nombre común de sudor. Este líquido cumple distintas funciones en el organismo como ayudar al mantenimiento de la temperatura corporal, lubricar, permitir la identificación de un individuo, o eliminar ciertas toxinas producidas por el organismo y limpiar en cierta medida la superficie externa de la piel.

El sudor es producido y liberado por las glándulas sudoríparas, que se encuentran distribuidas sobre gran parte de la superficie corporal.

Suelen diferenciarse dos tipos de glándulas en función de su secreción:

  • Las glándulas ecrinas, que segregan un líquido acuoso que tiene un papel fundamentalmente termorregulador. Estas glándulas son muy numerosas, detectan un aumento de la temperatura y emiten una señal al hipotálamo. Este responde activando los mecanismos que producen la sudoración y, al evaporarse el sudor de la piel, la refrescará y disminuirá la temperatura del cuerpo.
  • Las glándulas sudoríparas, son glándulas de mayor tamaño y menos numerosas, reciben el nombre de glándulas apocrinas. Su secreción tiene un componente graso y es responsable en gran medida del olor corporal.

Tipos de hiperhidrosis y causas de sudar en exceso

Para tratar mejor un exceso de sudoración, es necesario identificar el tipo de hiperhidrosis que se padece. Esto, nos ayudará a localizar las causas donde suele aparecer con más frecuencia y a qué motivos se debe.

Se pueden diferenciar dos tipos de hiperhidrosis:

  • La hiperhidrosis primaria es aquella que aparece en regiones del cuerpo específicas: manos, pies y axilas. No se sabe exactamente qué desencadena su aparición, pero es muy probable que exista algún componente hereditario en la misma.
  • La hiperhidrosis secundaria es el exceso de producción de sudor derivado de alguna otra circunstancia o patología. En este caso, la transpiración puede darse de forma generalizada, o localizarse en zonas concretas del cuerpo.

Algunas de las enfermedades y trastornos que pueden desembocar en un caso de hiperhidrosis secundaria son:

  • Cáncer.
  • Ansiedad.
  • Obesidad .
  • Consumo de ciertos medicamentos o sustancias adictivas.
  • Hipertiroidismo.
  • Menopausia.
  • Cardiopatías.
  • Infecciones, como por ejemplo la tuberculosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR