Tratamientos para la ginecomastia

El tratamiento de la ginecomastia depende de factores como su causa, su duración, su severidad, y la presencia o ausencia de otros síntomas. Los principales pilares para tratar esta enfermedad son los siguientes.

Pilares de la ginecomastia

  • Actitud expectante: es la actitud más frecuente y la recomendada cuando se objetiva una ginecomastia verdadera.
  • Tamoxifeno: es un modulador selectivo del receptor estrogénico (SERM). Es el fármaco más estudiado y, por el momento, el que muestra mejores resultados.
  • Raloxifeno: es también un modulador selectivo del receptor estrogénico que bloquea los efectos de los estrógenos en la mama.
  • Danazol: es un andrógeno que disminuye la producción de FSH, LH y estrógenos.
  • Anastrozol: es un inhibidor selectivo de la aromatasa que disminuye los niveles de estrógenos y aumenta la concentración de testosterona.
  • Cirugía: se reserva para casos confirmados de cáncer de mama, o cuando se trata de una ginecomastia verdadera, que persiste a pesar del tratamiento médico o supone un problema estético o psicológico importante para el paciente.
  • Tratamiento preventivo en pacientes que están recibiendo tratamiento hormonal adyuvante para el cáncer de próstata.

Tratamientos para la ginecomastia según el tipo de paciente

En función de la edad y otras características del paciente, se emplean diferentes tratamientos para abordar esta enfermedad. En adolescentes, la mayoría con este problema, se recomienda observación y reevaluación a los 3-6 meses, ya que la mayoría de las veces ésta se resuelve de forma espontánea.

En jóvenes con dicha enfermedad manifiesta, y que se encuentran acomplejados por la severidad de esta, se puede utilizar durante tres meses un SERM como el tamoxifeno. No se recomienda usar inhibidores de la aromatasa.

En adultos, se recomienda, inicialmente, observación y actitud expectante. En aquellos hombres en los que no se identifica la causa y ésta persiste más de tres meses, se recomienda iniciar tratamiento con un SERM durante 3 a 6 meses. Y en los hombres con ginecomastia persistente (más de uno o dos años), se recomienda cirugía plástica.

En pacientes con cáncer de próstata, se recomienda tratamiento con tamoxifeno para reducir el riesgo de desarrollar ginecomastia. Se puede realizar radiación de forma profiláctica para evitar la aparición de ginecomastia en algunos casos. En aquellos hombres que ya han desarrollado ginecomastia por el tratamiento con antiandrógenos, se recomienda tratamiento con tamoxifeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR