¿Qué tratamientos de cirugía estética cubre la seguridad social?

El sistema de la Seguridad Social, por lo general, no cubre las operaciones quirúrgicas de estética, aunque con algunas salvedades. Sí cubre algunos casos extremos que afecten o puedan afectar a la salud de una persona y le impida tener una vida plena.

¿Qué tratamientos de cirugía estética cubre la seguridad social?

La Seguridad Social estudia previamente cada caso para dar luz verde a este tipo de cirugías. En primer lugar, se tienen en cuenta algunos requisitos muy precisos. Se aceptan casos de personas afectadas psicológicamente por un complejo o con problemas físicos que supongan un problema para su salud actual o futura. Por supuesto, también se realizan cirugías reconstructivas por deformidades en el cuerpo a causa de un accidente o de nacimiento.

Entre las cirugías estéticas que realiza la seguridad social destacan: la cirugía abdominal para evitar el sobrepeso; la cirugía mamaria para la reconstrucción a causa de cáncer o para corregir la asimetría entre los pechos; la otoplastia, una cirugía en zona de las orejas que solo se realiza en caso de una deformidad y si causa un trauma para el paciente. También cubre la rinoplastia, una operación en la nariz, por problemas respiratorios o malformación; la blefaroplastia, para solucionar un problema de visión; y la cirugía facial, en caso de malformación en cara y/o cuello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR