¿Por qué se utilizan los injertos en la Rinoplastia?

La Rinoplastia es una de las operaciones más demandadas dentro del terreno de la cirugía estética y, en muchas ocasiones, la utilización de injertos suele ser muy habitual. Sin embargo, ¿sabes por qué se usan?. En este post te lo contamos.

¿Por qué se utilizan los injertos en la Rinoplastia? 

Los injertos son tejidos que se utilizan para sustituir las estructuras que están perdidas o defectuosas y poder así mejorar la nariz en una función estética o nasal. Normalmente, esto injertos suelen realizarse con el tejido de la propia nariz pero, si el paciente no tiene suficiente tejido o no es válido, puede utilizarse el cartílago de la zona auricular o de las costillas. También pueden encontrarse injertos óseos para reforzar partes de la nariz o injertos grasos para poder suavizar los contornos.

Aunque su uso mayoritario suele ser para las rinoplastias de aumento y las rinoplastias secundarias, podemos encontrarlos en otro tipo de operaciones. Una de ellas, es su uso para occidentalizar el rostro en las personas que tienen rasgos orientales. También ayudan para poder cerrar perforaciones de cartílago y aumentar el radio cuando el paciente presenta una nariz hundida a la altura del entrecejo.

Sea cual sea la necesidad del injerto, lo que está muy claro es que tienen una gran relevancia en las operaciones de estética. Recuerda que en Doctor Martínez París podemos asesorarte sobre rinoplastias y evaluar que tipo de injerto podría ser el más adecuado para tu caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR