¿Sabes qué es un melasma?

El melasma es una afección que consiste en la aparición de manchas marrones o grisáceas en la piel. No causa problemas de salud, pero para muchos es un poco antiestético.

¿Sabes qué es un melasma?

El nombre deriva de la palabra griega “melas”, que significa negro u oscuro, ya que consiste en la aparición de manchas marrones y grises en la cara, que dan un aspecto de suciedad. A la mayoría les aparece sobre las mejillas, el puente de la nariz, la frente, el mentón, y justo encima de la boca, en el labio superior. Pero también pueden aparecer manchas en otras partes del cuerpo que estén expuestas al sol, como el cuello o los hombros.

Aparece con mucha más frecuencia en las mujeres que en los hombres. De hecho, alrededor del 90% de los pacientes con melasma son mujeres.

Es también más frecuente que aparezcan alteraciones de este tipo en personas con piel morena u oscura, como las razas hispanas, norteafricanas, afroamericanos, indios, árabes, y los habitantes de la Europa mediterránea. Además, se sabe que el tener un familiar afectado con ello, aumenta las probabilidades de padecerlo, especialmente en los hombres.

Aunque no es una enfermedad cutánea que ponga en peligro la vida de las personas que la padecen, sí que supone una alteración estética desagradable para muchas personas. En algunos casos puede afectar a la autoestima y provocar rechazo a mostrar las zonas de la piel afectada.

Causas del melasma

Las causas por las que el melasma puede aparecer en la piel de una persona no están aclaradas. Hoy en día se piensa que hay ciertos factores que activan las células encargadas de la pigmentación de la piel, los melanocitos. Algunos de estos factores son:

  • El sol: la luz ultravioleta de la luz solar, los famosos rayos UVA, activan la formación de melanina en la piel.
  • Cambios hormonales: las mujeres que están embarazadas tienen con más frecuencia melasma que las mujeres que no lo están. También se asocia a alteraciones hormonales en mujeres no embarazadas, que se pueden regular con medicamentos anticonceptivos.
  • Cosméticos: ciertos maquillajes, cremas hidratantes u otros productos de belleza pueden tener un efecto irritante en personas predispuestas.
  • Enfermedades endocrinas: el melasma puede ser una manifestación de una enfermedad endocrinológica, conocida o no.
  • Estrés: aunque no se han relacionado las situaciones de estrés con aparición de melasma, sí se conoce que el estrés puede empeorar el melasma ya existente, y hacerlo resistente al tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR