Rellenos dérmicos y sus aplicaciones

En los últimos años, las alternativas para combatir la falta de colágeno y el desplazamiento de grasa en determinadas zonas del cuerpo han experimentado una clara evolución. Según un estudio realizado por la Sociedad Española de medicina Estética, el 92% de los pacientes que se ponen en manos de profesionales de clínicas estéticas, lo hacen para prevenir o tratar el envejecimiento facial. De ahí, la importancia de los rellenos dérmicos que han ido a apareciendo en el mercado.

Rellenos dérmicos y sus aplicaciones

Por un lado, nos encontramos con el tratamiento más demandado: el ácido hialurónico. Se trata de una molécula que genera de forma natural el cuerpo, está en las articulaciones y la piel, y su capacidad para retener agua da un efecto de volumen y relleno hidratante natural. Podemos encontrar ácido hialurónico encargado de dar volumen o cuya función es hidratar. La mayoría de los pacientes buscan la opción de hidratar en lugar de dar volumen. Se puede aplicar en crema y serum o se puede inyectar.

Por otro lado, encontramos otro relleno muy potente y demandado: la hidroxiapatita cálcica. Es un inductor de colágeno que se encarga de dar volumen y tensar la piel gracias al colágeno que provoca.

En ambos casos estamos hablando de sustancias biodegradables y seguras, con pocos afectos indeseables y son reversibles. No son tratamientos con efecto muy llamativo, tampoco son eternos, su efecto es temporal y puede variar según el tratamiento elegido y la persona que se lo aplica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR