La genética y las arrugas

En el último simposio organizado con motivo del 14º Congreso Mundial de Medicina Estética y Antiaging (AMWC) se ha llegado a la conclusión de que las mujeres africanas y las asiáticas poseen una mejor genética y en consecuencia tardan más en tener arrugas.

El envejecimiento cutáneo se acelera cuando hay procesos de adelgazamiento y engorde frecuentes. La piel se ve sometida a tensiones y en consecuencia se altera. Perdemos grasa facial y esto genera flacidez.

El sol es otro de los factores clave que envejecen la piel ostensiblemente y que por tanto hay que controlar cuando se llega a cierta edad. El sol destruye las fibras de colágeno y elastina y hace perder flexibilidad.

post 9 mayo

Ciertos hábitos de vida como una mala alimentación carente de frutas y verduras, el tabaquismo, el alcohol o la falta de sueño influyen mucho en la aparición de arrugas.

Los retoques con ácido hialurónico se emplean para los rellenos dérmicos. Con este producto, una cara cansada o triste puede modificarse sin que se note demasiado. Las zonas del mundo donde más conciencia hay de la importancia de esto es en Norteamérica y en el oeste de Europa.

Coger a tiempo el envejecimiento de la piel es fundamental para que el deterioro progresivo posterior sea más lento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR