¿Qué es el hirsutismo y cuales son sus causas?

El hirsutismo consiste en un crecimiento exagerado de vello en zonas del cuerpo en las que su aparición está regulada por la acción de unas hormonas denominadas andrógenos. Los andrógenos son un conjunto de hormonas, conocidas como hormonas masculinas, puesto que en situaciones normales los hombres son los que las presentan en mayor cantidad.

¿Qué es el hirsutismo?

A pesar de que este problema puede afectar tanto a hombres como a mujeres, muchos autores se refieren al hirsutismo como un trastorno exclusivamente femenino. El hirsutismo no puede definirse como una enfermedad en sí, sino como consecuencia de una serie de trastornos de distinta índole.

La causa más frecuente de hirsutismo -hasta un 80% de los casos- suele deberse a un síndrome del ovario poliquístico. Las zonas del cuerpo donde puede detectarse una aparición anormal de vello en las mujeres son la zona superior del labio, el maxilar inferior, la barbilla, las patillas, el cuello, la areola mamaria, las líneas superior e inferior del ombligo, los muslos y la espalda. Suele ser un pelo de mayor grosor y más pigmentado.

¿Cuales son las causas del hirsutismo?

Existe una gran variedad de circunstancias que pueden llevar a la aparición del hirsutismo, todas ellas relacionadas con una alteración de los niveles o del metabolismo de las hormonas androgénicas.

Puede tener dos puntos de origen fisiológico. El trastorno puede manifestarse como respuesta a la aparición de una patología en un órgano secretor, que actuará a nivel local, o en algún punto más alejado del órgano afectado, ejerciendo un efecto determinado; o a una alteración en un órgano diana.

En el primer caso, los órganos afectados suelen ser el ovario, la glándula suprarrenal o la hipófisis. Este es el denominado hirsutismo central. En el segundo caso se habla de hirsutismo periférico o idiopático; este aparece con el inicio de la pubertad y, al contrario que en el de tipo central, no se observan alteraciones en las cantidades de hormonas circulantes.

No se conoce ninguna causa de origen endocrino que pueda explicar la aparición del signo, de ahí que se le haya llamado hirsutismo idiopático. La base del hirsutismo periférico se encuentra en una hipersensibilidad del órgano diana, en este caso los folículos pilosos, a los niveles de hormonas circulantes; se produce una respuesta desproporcionada por parte de los folículos a la presencia de cantidades normales de hormonas.

Respecto a los mecanismos causantes del hirsutismo central, se conocen diversas patologías que pueden terminar manifestándose de este modo:

Hirsutismo de origen ovárico

  • Síndrome del ovario poliquístico: esta es la patología que cursa por excelencia con el hirsutismo. Se debe a un desajuste en el nivel de las hormonas encargadas de la ovulación.
  • Tumores ováricos: son proliferaciones anormales de células que, por decirlo de alguna manera, comienzan a funcionar independientemente del resto del organismo.
  • Hipertecosis ovárica: enfermedad que consiste en una proliferación de las células de la teca, células con función secretora.

Hirsutismo de origen suprarrenal

  • Hiperplasia suprarrenal congénita: esta patología se caracteriza por la ausencia de una enzima necesaria para la síntesis de dos hormonas, el cortisol y la aldosterona.
  • Síndrome de Cushing: este síndrome viene dado por un incremento en la producción de la hormona cortisol, a causa de la aparición de un adenoma hipofisario, tumores o anomalías suprarrenales, presencia en la hipófisis de tumores productores de ACTH, o el uso crónico de glucocorticoides.
  • Tumores suprarrenales: del mismo modo que en el ovario pueden crecer tumores secretores, en la corteza suprarrenal pueden aparecer estas formaciones, dando lugar a una alteración de tipo endocrino.

Hirsutismo de origen hipofisario

La hipófisis o glándula pituitaria es una glándula secretora de hormonas, cuya función es inducir la secreción de hormonas por otras glándulas. Algunas patologías, como una hiperplasia en la hipófisis, pueden dar lugar a una secreción excesiva de cortisol, originando el ya citado Síndrome de Cushing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR