¿Cómo debe ser tu dieta antes y después de una intervención?

¿Decidida a dar el paso para someterte a una intervención de cirugía estética que tanto querías? Seguramente tengas bastante claro el pre y postoperatorio, pero puede que no hayas pensando en si la alimentación ha de cambiar en estos días de antes y después de la operación.

Hay estudios que demuestran el beneficio de un determinado tipo de alimentación para antes y después de una cirugía, y que puede disminuir la inflamación y la posibilidad de sangrado, mejorar la cicatrización de las heridas, potenciar el sistema inmunológico y mitigar el dolor.

¿Cómo debe ser tu dieta antes y después de una intervención?

Los alimentos más recomendables para antes y después de una cirugía son:

Las proteínas estimulan la reparación muscular y de la piel. Disminuyen la fase inflamatoria y aumentan la formación de fibroblastos y de nuevos vasos, influyendo positivamente la cicatrización. En general son más recomendables las carnes magras, como el pollo, y el pavo.

Los hidratos de carbono como la pasta y el arroz. Eso sí, se deben evitar los hidratos de absorción rápida, como los pasteles, bombones, y en general los azúcares.

Los alimentos ricos en fibra como las verduras, hortalizas y las frutas, favorecen el tránsito intestinal y evitan el estreñimiento.

Alimentos ricos en Vitamina A como las zanahorias, espinacas, ternera, pollo o pescado y la Vitamina C, que ayudan con la formación de colágeno y fibroblastos y también ricos en Vitamina E como los frutos secos que tiene poder antioxidante.

También es beneficiosa la arginina que tiene las legumbres y la glutamina que contiene las nueces y que mejoran la resistencia de la herida y la función inmunológica.

Recomendaciones y excepciones

En el caso de las cirugías faciales, se deben evitar en el postoperatorio, alimentos muy calientes ya que pueden aumentar la inflamación y el sangrado. Además se deben tomar alimentos líquidos y blandos para evitar en lo posible la movilidad de la musculatura facial, la cual aumentaría el dolor e influiría negativamente sobre las heridas.

En cuanto a cirugías abdominales, se deben tomar alimentos ricos en fibra, tanto antes como después de la intervención, para incrementar el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento. Debes evitar los alimentos que producen gases como el repollo, brócoli y las coles y las bebidas gaseosas, ya que hacen más incómodo el postoperatorio.

En el caso de las liposucciones, es importante tomar líquidos para reponer las cantidades perdidas durante la operación y alimentos ricos en proteínas para reponer los tejidos.

En resumen, una alimentación equilibrada en cuanto a nutrientes, rica en fibra y con un aporte de fibras adecuado es suficiente a la hora de someterse a una intervención de cirugía estética. Al menos 24 horas antes del procedimiento quirúrgico, se deben evitar sustancias tales como el alcohol, la cafeína y el tabaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR