¿En qué consiste una vaginoplastia?

La vaginoplastia es una cirugía que se suelen realizar mujeres que padecen un debilitamiento del soporte de los órganos pélvicos y un ensanchamiento de la vagina como consecuencia de haber tenido varios embarazos y partos.

La pérdida de firmeza del suelo pélvico también puede producir prolapso uterino, incontinencia urinaria, y unas relaciones sexuales de baja intensidad o menor frecuencia de los orgasmos.

¿En qué consiste una vaginoplastia?

Es la reducción de los músculos alrededor de la vagina, con lo que se mejora el tono muscular y la elasticidad. Se refuerza la pared posterior de la vagina, lo que mejora la continencia del piso del periné y se solucionan los trastornos asociados a esa dilatación excesiva.

Consiste en estrechar el canal vaginal, uniendo los músculos con puntos de sutura reabsorbibles. Esta intervención, también conocida como de “cierre vaginal” se realiza en ocasiones simultáneamente con otras operaciones de finalidad estética, como las correcciones de episotomías producidas en los partos.

La operación puede durar de una a dos horas y, dependiendo del grado de ensanchamiento de la vagina, se realizará bajo anestesia general o sólo local. El postoperatorio se hace en casa y requerirá la administración de analgésicos suaves y semi reposo.

Otras alternativas

Una vaginoplastia puede corregir problemas de incontinencia urinaria y el prolapso vaginal o en complemento con otras técnicas, como la aplicación de mallas que reemplazan las fascias dañadas en el caso del prolapso. Realizada habitualmente con laparoscopia, apenas deja cicatrices y permite corregirlo en menos de una hora.

Aunque los tratamientos basados en ejercicios de contracción y distensión de la musculatura pélvica suelen corregir la incontinencia leve, los más severos se suelen resolver con la cirugía de cinta, que sitúa bajo la uretra una cinta de material sintético que impide que ésta baje. También se puede realizar por laparoscopia.

Cuando el objetivo es realizar una estrechez necesaria para la satisfacción sexual, se trabaja con moldes peneanos para evitar posteriores problemas como la estenosis vaginal.

Recuerda que antes de someterte a una cirugía, sea la que sea, deberás consultar primero a un médico especializado que resuelva todas tus dudas al respecto y te aconseje de la mejor forma posible para que consigas el resultado que esperas conseguir. ¡No dudes en contactar con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR