¿Botox o ácido hialurónico? (II)

En la entrada anterior comentábamos que la mayoría de las personas no sabe distinguir entre el botox y el ácido hialurónico. El botox es el nombre que se utiliza para referirse a la toxina botulínica que es una toxina que tiene la capacidad de dormir o paralizar temporalmente un músculo o partes del mismo. Y a continuación explicaremos qué es y en qué consiste el ácido hialurónico.

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es un polisacárido que forma parte de las articulaciones, huesos y la piel. En la estética es un gel viscoso que estimula el colágeno, retiene el agua hidratando, y actúa como material de relleno. Es a día de hoy la infiltración para arrugas más utilizada debido a su seguridad y los escasos efectos secundarios.

Existen diferentes reticulaciones y calidades y dependiendo de esto y de la configuración del relleno, éste será más eficaz para las arrugas más o menos finas. En el caso de aplicarse en los labios es necesario un relleno que aporte más flexibilidad.

Se puede aplicar en toda la cara, ya sea el tercio superior, el inferior, el cuello, escote y manos. Se utiliza como hidratante, relleno o voluminizador. Su uso como volumen consigue contornear aspectos de la cara como los pómulos o manos delgadas. Como relleno trata las arrugas profundas, medias y finas. Si lo que quieres es hidratar la piel, se utiliza un relleno no reticulado.

Cuando lo que se quiere es rellenar las arrugas, la piel queda lisa y rejuvenecida. En el caso del volumen se logra un aspecto terso y levanta la cara. La mala praxis puede generar volúmenes descompensados y asimetrías en el resultado final. También puede acumularse el producto en zonas no indicadas.

El ácido hialurónico está indicado para todas las personas que busquen rehidratar su piel, reparar arrugas o marcas de expresión y aumentar el volumen de alguna parte de la cara o manos.

¿Cómo diferenciamos un rostro tratado con Ácido Hialurónico de otro con toxina botulínica?

Tanto en botox como el ácido hialurónico son soluciones para tratar las arrugas, pero también son técnicas muy distintas. El botox se utiliza únicamente para la parte superior de la cara y evita que el músculo produzca arrugas, mientras que el relleno se utiliza principalmente para la parte inferior de la cara y las manos y la que hace es rellenar el surco de la arruga para darle un aspecto más liso.

En cuanto a la diferencia entre estas técnicas y un rejuvenecimiento quirúrgico podemos decir que el botox y el ácido hialurónico son tratamientos menos invasivos que una cirugía de quirófano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR