Aumento de senos; Consejos para la recuperación

¿Te has sometido a una mamoplastia para aumentar tus senos? El periodo de recuperación en estas intervenciones es fundamental para que el resultado sea el deseado. Esta operación es una de las más demandadas del mundo. Por ello hemos decidido realizar esta entrada para darte algunos consejos para una correcta recuperación.

Las primeras 24 horas son cruciales y algo incómodas. Si no hay complicaciones durante la intervención, lo normal es que te den el alta ese día o como mucho al día siguiente. La sensación de dolor o molestia será normal. Tras unos días te quitarán las gasas y será en este punto cuando deberás empezar a utilizar el sostén quirúrgico para dar forma y posición a los senos recién operados.

Consejos para la recuperación de aumento de senos

Para conseguir el mayor éxito posible de la operación es muy importante el postoperatorio. Necesitaras un tiempo de reposo y descanso absoluto los primeros días. Es recomendable tener ayuda y moverte los más mínimo.

Para prevenir infecciones tendrás que tomar antibióticos y analgésicos para evitar infecciones y molestias. No tomes nada con ácido acetilsalicílico porque podría afectar a la coagulación de la sangre y aumentar el sangrado. Consulta con tu médico la mejor medicación para el dolor.

Debes utilizar el sostén quirúrgico tras la retirada de los drenajes, 24 horas después de la operación. Utilízalo de forma continua durante todo el tiempo que te indique el médico de la intervención. Solo deberás quitártelo en la ducha.

A las dos semanas te retirarán los puntos de sutura. Debes realizarte masajes en la zona para evitar una contractura capsular después del cuarto día de la operación.

Debes permanecer en reposo y recostada. Para ello utiliza unas almohadas que te ayuden a mantener la inclinación. Evita los movimientos bruscos y levantar los brazos, sobre todo los primeros días.

No mojes la zona de la intervención al no ser que te lo diga el médico. Deberás evitar los agentes externos y mantener una higiene óptima para que no haya infecciones.

No se te ocurra dormir boca abajo durante el primer mes porque podrías dañar los implantes. Tampoco tomes el sol ni te depiles las axilas. Así protegerás la cicatrización y el asentamiento de las prótesis. Y si observas alguna anomalía como un vendaje manchado, mucho dolor, fiebre o cualquier otra cosa, acude al médico o cirujano inmediatamente.

Si sigues todos estos consejos tu recuperación será completa y cuando te quieras dar cuenta estarás disfrutando de tu nueva imagen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR